Toro

En plena Ribera del Duero y a tan solo 32 km. de la capital zamorana se encuentra la ciudad de Toro, importante enclave a lo largo de la historia entre portugueses y cristianos.

Desde 1.963, Toro es nombrada con el título de “Ciudad de Interés Turístico y Conjunto Monumental Histórico – Artístico”, además de contar entre sus tradicionales fiestas, con tres de ellas declaradas “de Interés Turístico Regional”: el Carnaval, la Semana Santa y la Fiesta de la Vendimia.

Son muchos los monumentos y rincones con encanto que rodean esta ciudad haciéndola un lugar ideal para escaparse en cualquier época del año. Como visitante uno no podrá perderse la Colegiata de Santa María, contemplar la Vega desde el Paseo del Espolón o visitar el monasterio de Sancti Spíritus y comprar los dulces artesanales de las monjas.

Conocida especialmente por sus vinos con Denominación de Origen, la ciudad de Toro, además de ofrecer al visitante, historia, tradición, cultura y arte, brinda la oportunidad de disfrutar de todo tipo de actividades relacionadas con el turismo del vino y la gastronomía para hacer que su experiencia sea única, especial e inolvidable.

 

GUÍA Y ENLACES:

s.